Anisotropía de rayos cósmicos

Varias observaciones pasadas mostraron una ligera falta de uniformidad (anisotropía) en las direcciones de llegada de los rayos cósmicos. Hay dos causas posibles para este fenómeno. Uno es el "flujo" de rayos cósmicos que se deriva de la influencia del campo magnético interestelar en los rayos cósmicos cargados eléctricamente dentro del espacio relativamente cerca del sistema solar. Podemos estudiar la estructura del campo magnético del espacio interestelar cerca del sistema solar a través de cálculos modelo para reproducir la anisotropía observada. La otra causa de la anisotropía es el movimiento del sistema solar dentro de la galaxia. Cuando el sistema solar se mueve en cierta dirección, observamos más rayos cósmicos desde esa dirección en comparación con otras direcciones, al igual que cuando conducimos un automóvil en un día lluvioso, caen más gotas de lluvia desde la dirección en la que nos estamos moviendo.

Mapa de la distribución de las direcciones de llegada de rayos cósmicos en el hemisferio norte celestial, observado por el experimento Tibet ASγ. Los píxeles rojos (azules) indican direcciones donde la tasa de llegada de los rayos cósmicos es más alta (más baja) que el promedio, con una diferencia máxima de \(\sim \pm\) 0.2%. La línea continua blanca muestra el plano galáctico, y la línea punteada blanca muestra el ecuador celestial.